top of page

¿Conoces el "efecto halo" en nutrición?

Actualizado: 1 mar

¿Eres de esas personas que cree practicarlo? Quédate a leer este post y conoce mejor de qué se trata esta especie de paradoja.


¿Has oído hablar alguna vez del "efecto halo" en el ámbito de la nutrición y alimentación? No suele ser muy conocido pero la mayoría de personas (voy a incluirme yo también) lo hemos practicado alguna que otra vez en el momento de sentarnos a comer.

Cuando crees comer de forma saludable y no es del todo así.

Así se resumiría la idea principal, aunque el concepto engloba mucho más. Acoge la creencia errónea de muchas personas sobre que el consumo de alimentos saludables, sin importar la cantidad, puede disminuir la cantidad de calorías de una comida. Y por otro lado, también se incluye la idea de que la inclusión de un alimento considerado como saludable a una comida, puede enmascarar el carácter "menos saludable" del resto de componentes del plato. Eso sería el "efecto halo".

Como "estoy a dieta", decido comer una ensalada y resulta que esa ensalada tiene de todo menos lechuga u otro tipo de hojas verdes.

Sería el ejemplo típico. Estás intentando comer de forma más sana para perder algo de peso y decides cenar una ensalada. Empiezas a echarle un poco de todo para acompañar a la lechuga (frutos secos, queso, embutido, salsa césar, picatostes...) y cuando te das cuenta tienes una súper ensalada calórica y nada saludable, pero tu te la comes pensando que estás comiendo mejor y que apenas estás ingiriendo calorías porque es una "ensalada" sin más. Y si encima decides acompañarla de un refresco 0% azúcares, apaga y vámonos.

Las personas preocupadas por su peso con las más propensas a tomar este tipo de decisiones.

Decisiones que se consideran poco racionales acerca de los alimentos y como es una paradoja, con esa actitud, solo consiguen alejarse de sus metas y confundirse aún más por ellos mismos.

Existen estudios donde se ha demostrado dicho efecto. En uno de ellos, se le dio la oportunidad a los participantes que evaluaran la versión menos calórica de dos ofertas posible: hamburguesa o hamburguesa + ensalada. El resultado fue lo que se esperaba, terminaron por elegir la versión de hamburguesa + ensalada por la opción menos calórica, creyendo que el comer la ensalada iba a "restar" las calorías de la hamburguesa.

Consumir alimentos light en sustitución a los alimentos de referencia para llevar una alimentación más equilibrada también se considera "efecto halo"

Los alimentos ultra procesados "saludables", como sería una hamburguesa vegana o una pizza sin gluten son otro claro ejemplo de "efecto halo".

La industria alimentaria tiene parte de responsabilidad en todo esto, tanto por la calidad de productos que crea y son comercializados, como por la forma de publicitarlo y transmitir la información a la población.

Cuando se compran productos en los que se destaca algún nutriente en su envase como por ejemplo galletas ricas en fibra, margarina rica en omega 3 o lonchas de pavo bajo en grasas, se produce de nuevo un "efecto halo" por el que los consumidores mejoran la percepción del producto.

En otro estudio se demostró lo mismo con el café orgánico, que por el hecho de ser orgánico, aumentaba las posibilidades de marketing, ventas y nuevos desarrollos.

El análisis crítico de los alimentos es fundamental para alimentarnos de la forma más consciente y más sana posible.

Sería fundamental intentar erradicar a nivel social y cultural ciertas creencias como esta que pueden llevar a la elección equivocada de alimentos de muchas personas.

No hay que olvidar lo importante que es fomentar el pensamiento crítico y replantear de forma consciente las circunstancias que van definiendo nuestra conducta alimentaria.

Como consejo práctico, intenta priorizar siempre los alimentos mínimamente procesados y de elaboración propia. Aquí todo cuenta y todo suma.

Referencias bibliográficas



35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page