top of page

¿Es el ejercicio físico sinónimo de salud siempre? Triada de la mujer deportista.

La triada de la mujer deportista. ¿Qué es? ¿Has escuchado hablar alguna vez de ella?

Durante los últimos años los cambios sociales han fomentado el desarrollo de actividades deportivas femeninas y se ha observado un incremento espectacular de las mujeres y niñas que participan en eventos deportivos.

Mientras que para la mayoría de la población femenina la actividad física supone una mejora en sus hábitos y en su estado de salud, podemos observar como en las atletas femeninas se ha desarrollado la triada de la mujer atleta.

La triada de la mujer atleta es un problema de salud que pueden sufrir las mujeres que practican ejercicio físico. En esta disfunción nos encontramos con un problema multifactorial en el que las mujeres padecen alteraciones del ciclo menstrual, baja disponibilidad de energía y una disminución de la densidad mineral ósea. En el centro de esta disfunción se encuentra la baja disponibilidad energética.

Disponibilidad de energía

La disponibilidad de energía es la cantidad de energía alimentaria para las funciones del organismo tras el gasto energético del ejercicio. Imagínate que tienes el coche con el depósito lleno y tienes que ir de Madrid a Barcelona, la disponibilidad energética sería aquella cantidad de gasolina que te quedase al finalizar el viaje. Cuando esta disponibilidad es baja repercute en la salud ósea y reproductiva de la mujer.

La baja disponibilidad energética puede darse cuando el ejercicio físico da un gasto mayor a la ingesta realizada. Aquellas atletas que realizan actividades como ballet, gimnasia o patinaje que hacen énfasis en la figura corporal resaltando la delgadez y la estética pueden encontrarse en riesgo de padecer la triada de la mujer atleta al mostrar restricción alimentaria. Además, tienen mayor predisposición a padecer un trastorno de la conducta alimentaria que conllevaría simultáneamente a la aparición de la triada.


¿Cómo afecta este desequilibrio a tu ciclo menstrual?


Este desequilibrio energético recae sobre el estado de la salud menstrual pudiendo causar un amplio abanico de disfunciones que principalmente se manifestarían con la ausencia de la menstruación. Es decir, con la baja disponibilidad energética nuestro organismo detectará que no hay suficiente energía para llevar a cabo la función reproductiva y por ende, suprimirá el ciclo hormonal para “ahorrar energía”. Es como si nuestro teléfono estuviese agotando la batería y restringiese aquellas aplicaciones que consumen energía y no son esenciales, la aplicación que restringe nuestro organismo sería la función reproductiva.


Mineralización ósea

A su vez, el desequilibrio menstrual afecta a la mineralización ósea. La práctica deportiva tiene un efecto positivo en la densidad mineral ósea, es decir, favorece la correcta mineralización de los huesos. No obstante, el estrógeno del ciclo menstrual influye en la correcta absorción de calcio como en la formación y remodelación ósea. Por ello, la ingesta restringida que afectará al ciclo hormonal, tendrá también repercusión en la salud ósea del organismo, de forma que predispone a las atletas en bajo déficit energético a padecer osteoporosis o baja mineralización ósea, aumentando el riesgo de fractura.


¿Cómo puedes evitarla?

La triada de la mujer atleta puede evitarse mediante una buena alimentación acorde a la actividad física realizada. Es decir, si este fenómeno está causado por un desequilibrio energético, debemos intentar siempre que nuestra alimentación satisfaga la demanda energética que el ejercicio físico está causando. Asimismo, es importante una adecuada ingesta de calcio y la correcta exposición solar (vitamina D).

Si realizas ejercicio físico de forma habitual y no estás segura de llevar una pauta alimentaria de forma adecuada ponte en manos de una dietista-nutricionista para que te realice una correcta valoración nutricional y paute una alimentación adecuada a tu nivel y tipo de ejercicio físico.


Referencias bibliográficas

  • Márquez S, Molinero O. Energy availability, menstrual dysfunction and bone health in sports; an overview of the female athlete triad. Nutr Hosp. 2013;28(4):1010–7.

  • de la Actividad Física y Deportes. Director del Albergue Municipal de Santoña L en C. Roberto Gutiérrez Cazorla [Internet]. Unirioja.es. [citado el 17 de mayo de 2021]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2710890.pdf

  • Izquierdo Miranda Z, Cabrera Oliva VM, Pujadas MEA, García Ucha F. Actualización, pronóstico y medidas de intervención para la tríada de la mujer deportista. RIMCAFD. 2006;6(24):2.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page