¿Afecta la grasa corporal y la pérdida de peso al ciclo menstrual?

¿Has decidido bajar de peso y no sabes como afecta a tu salud? Aquí te explico un poco más sobre ello


La leptina es una hormona sintetizada en el tejido graso de nuestro cuerpo, tiene una función muy importante en la regulación del peso corporal y la ingesta alimentaria. Asimismo, se ha visto que esta se encuentra relacionada con nuestro ciclo hormonal.


¿Alguna vez habías pensado sobre ello?

La leptina sirve a nuestro cerebro como señal de la reserva grasa de nuestro organismo, y por tanto, de nuestra reserva energética.

Si el porcentaje graso de nuestro cuerpo es adecuado, el hipotálamo recibe la señal de que hay suficiente energía para que la reproducción tenga lugar, entonces puede iniciarse un ciclo hormonal normal. Sin embargo, si nuestro porcentaje graso es inferior el hipotálamo los niveles de leptina baja e interpreta que la reserva energética de nuestro cuerpo es deficiente y que por ello no es posible llevar a cabo la reproducción, es entonces cuando nuestro ciclo hormonal se ve alterado y aparecen ciclos irregulares y en los casos más pronunciados la amenorrea, es decir, la ausencia de la regla.


¿Tu también te has planteado bajar 10 kilos en 2 semanas?

Bajar el porcentaje graso del cuerpo de forma brusca tiene efectos en tu ciclo menstrual. Puede provocar el descenso de los niveles de leptina suprimiendo la secreción de hormonas reguladoras del ciclo menstrual (GnRH, FSH y LH) y la secreción de estrógenos y progestágenos a nivel ovárico.


La pérdida de peso corporal debe darse de forma gradual, los cambios bruscos de peso pueden derivar en trastornos hormonales.


Por ello, si buscas perder peso hazlo de forma paulatina, no dudes en acudir al dietista-nutricionista para que valore tu estado nutricional y te proporcione un plan alimentario adecuado a tus características y necesidades de manera que consigas tu objetivo de forma saludable.


¿Y si mi porcentaje graso es elevado y no deficiente?

Los niveles de porcentaje graso elevado van a producir un exceso de leptina, lo cual tampoco resulta beneficioso para el sistema reproductivo, ni mucho menos para la salud.

Los niveles elevados de leptina se han observado en personas obesas y se asocian con una mayor resistencia a la insulina, además, se ha observado que la leptina inhibe la producción de la hormona antimulleriana (AMH) interfiriendo con el ciclo normal ovárico.


Entonces, ¿Hay alguna patología hormonal que se haya relacionado ya con la secreción de leptina?

En mujeres con trastornos de la conducta alimentaria (TCA) o deportistas que sufren la triada de la mujer atleta se han detectado casos de amenorrea por una secreción de leptina baja.

De igual manera se ha encontrado asociación con el síndrome de ovario poliquístico en mujeres obesas, donde los niveles de leptina se encuentran altos de forma que la resistencia a la insulina que estas pacientes padecen se ve incrementada por el alto nivel de leptina. La relación entre SOP y obesidad parece un circulo de retroalimentación positivo donde el hiperandrogenismo y el alto nivel de grasa que deriva en unos niveles altos e leptina favorecen la presencia de la resistencia a la insulina.


¿Cuál sería pues el nivel ideal de grasa corporal?

En mujeres el nivel de grasa corporal saludable que se toma como referencia es entorno al 21-36% según edad y momento vital, sin embargo, no existe un nivel óptimo establecido de cara a la regulación del ciclo menstrual. Existen asimismo mujeres con un ciclo menstrual regular con un nivel de grasa corporal situado en el 18%, en todo caso si dudas acerca de tu estado de salud acude a tu dietista-nutricionista para que pueda evaluar tu estado nutricional.


Referencias bibliográficas

  • Swerdloff RS, Batt RA, Bray GA. Reproductive hormonal function in the genetically obese (ob/ob) mouse. Endocrinology 1976;98:1359–1364.

  • Botella Carretero JI, Lledín Barbancho MD, Valero González M a., Varela DaCosta C. Leptina: implicaciones fisiológicas y clínicas. An Med Interna. 2001;18(3):48–56.

  • Catteau A, Caillon H, Barrière P, Denis MG, Masson D, Fréour T. Leptin and its potential interest in assisted reproduction cycles. Hum Reprod Update. 2016;22(3):320–41.

  • Gallagher D, Heymsfield SB, Heo M, Jebb SA, Murgatroyd PR, Sakamoto Y. Healthy percentage body fat ranges: an approach for developing guidelines based on body mass index. Am J Clin Nutr. 2000;72(3):694–701.

  • Fariñas Rodríguez Lucía, Meléndez Minobis Mercedes, Martínez Zonia, Travieso Yelamy, Posada Aimé, Dujarric María D. Control de la alimentación y leptina. Rev Cubana Invest Bioméd [Internet]. 2005 Mar [citado 2021 Mayo 12] ; 24( 1 ): 47-53. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03002005000100006&lng=es.

  • Gabler G, Olguín P, Rodríguez A. COMPLICACIONES MÉDICAS DE LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA. Rev médica Clín Las Condes. 2017;28(6):893–900.

Post relacionados: