¿Sabes qué es lo que comes?

Aquí te explico como saber lo que te estás comiendo y la importancia del etiquetado de los alimentos que compras.


Ayer estaba tomándome un café en casa de una amiga cuando me dijo que se había comprado unas galletas sanísimas y además ¡Estaban buenas! Entonces me enseñó el dichoso paquete y ¡Sorpresa! ella no sabía lo que se estaba comiendo... Bien es cierto que ya su elección de por si no es saludable, pero fue entonces cuando nos dimos cuenta de que no entendía el etiquetado.


¿Tú entiendes el etiquetado de lo que te comes? ¿Sabes entonces qué te estás comiendo?

El etiquetado nutricional va mucho más allá de esas letras grandes, esos colores tan avivados, imágenes y dibujos. Es decir, es más que el márketing, las ofertas y la publicidad. En la parte trasera del alimento que te vas a comer puedes encontrarte con dos informaciones que te explican qué es lo que te estas comiendo realmente.


Ingredientes

Por un lado vas a encontrarte los ingredientes que lleva el producto, y los leerás de mayor a menor contenido, ya que es el orden en el que se escriben. Abre tu alacena y coge el primer envase de alimento que encuentres, léete los ingredientes y ahora dime


¿Sabes lo que estás comiendo?

¿Sabes lo que están comiendo en tu casa?

Has cogido un paquete de gusanitos y has leído glutamato mononosequé o maltodextrinosecuanto. ¿En serio? y yo que pensaba que solo me estaba comiendo palomitas, o unas galletas... ¿Unas galletas? ¿maltodextrina? ¿Qué es eso si yo en mi casa solo le echo harina, mantequilla, azúcar, leche y huevos? ¿A qué viene este pergamino de ingredientes si yo no tengo la mitad de estas cosas en mi cocina?

Es por ello que debemos leernos la lista de ingredientes para saber qué nos están vendiendo y qué nos estamos comprando. ¿Yogur con fruta o con sabor a fruta? ¿Jamón cocido o almidón?

En cuanto al número de ingredientes, si alguna vez has oído hablar de este tema escucharías que cuantos menos mejor y sí, es cierto, pero es aún más importante saber qué son los ingredientes que nos estamos comprando. Porque si los conoces muy probablemente sean alimentos de calidad. Sin embargo, como en tu plato, para llevar una dieta saludable debemos evitar el azúcar, las harinas refinadas, grasas trans o grasas hidrogenadas u otros ingredientes poco recomendables, a la vez que intentamos comer alimentos de calidad como aceite de oliva, frutas, verduras, cereales integrales, huevos, carnes, lácteos y un larguísimo etcétera.

Si además queremos saber que es lo que nos está aportando comernos lo que hemos comprado debemos consultar los valores nutricionales y así también sabremos la calidad nutricional del alimento.

Valores nutricionales

Los valores nutricionales nos informan del tipo y calidad de nutrientes que conforman el producto final, es decir, lo que nos está aportando la comida que nos hemos comprado.

En primer lugar nos encontraremos con el aporte energético que nos mostrará las calorías que nos aporta un alimento por 100g y en algunas ocasiones por porción. Si vamos a comparar dos alimentos es mejor que nos fijemos en el aporte por 100g, con el fin de hacer una comparación correcta, sin embargo, si queremos saber qué nos aporta cuando nos lo vamos a comer es mejor que nos fijemos en la información por ración y qué cantidad se contempla en esta ración.

Nos encontraremos con el aporte de hidratos de carbono y "de los cuales azúcares", es decir, cuántos hidratos de carbono nos aporta el alimento y cuántos de ellos son azúcares, aquellos que no son azúcares serán hidratos de carbono complejos (más saludables). Esta información es importante, cuántos menos azúcares contenga un alimento en relación a los hidratos de carbono, mejor, ya que nos causará un pico de glucosa más lento y esto será más beneficioso. Además, podemos observar la fibra en el etiquetado, un correcto aporte de fibra contribuye al buen estado de salud, por ello su presencia en los alimentos resulta beneficiosa.

Observamos también las grasas y "de las cuales saturadas", al igual que en los hidratos de carbono, primero nos muestran las grasas totales y a continuación cuantas de ellas son saturadas (menos recomendables) por lo que cuantas menos saturadas en relación con las grasas saturadas más saludable será el alimento.

Las proteínas también pueden observarse en la tabla de valores nutricionales, de forma que podemos saber si contiene proteínas y en qué cantidad. Si estamos hablando de un alimento proteico lo normal es que contenga proteínas y si queremos saber de qué fuentes proviene y si son saludables, al igual que con las fuentes de los demás nutrientes ¡Vuelta a los ingredientes!

En el etiquetado vamos a observar también la sal, etiquetada tanto en forma de sal como en forma de sodio, como siempre aunque en algunos alimentos su presencia es natural, cuánta menos mejor.

¿Lo has entendido?¿Te ha quedado claro?

Aquí te dejo una herramienta para que puedas tenerla a mano cuando vayas a hacer la compra o en tu cocina y entiendas lo que estás leyendo.

Etiquetado nutricional
.pdf
Download PDF • 124KB

¿Tienes dudas? Consúltame.

¡Que aproveche!

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo