• Laura Berninches

Incontinencia urinaria en la mujer

Actualizado: may 11

¿Qué entrenamiento de los músculos de suelo pélvico es óptimo para minimizar la pérdida de orina en mujeres con incontinencia urinaria?

El 10% de la población femenina sufre pérdidas de orina semanalmente y entre el 25% y el 45% la padece ocasionalmente, siendo la incontinencia de esfuerzo la más común.


La incontinencia urinaria aumenta su frecuencia con la edad. Además hay otros factores asociados muy importantes como son el sobrepeso y la obesidad, y otros muchos factores como el embarazo, tipo de parto, histerectomía, dietas, ingesta de café, tabaquismo, actividad física y otras comorbilidades.



¿Qué plan de ejercicio tengo que realizar?


El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico (EMSP) puede ser una terapia eficaz para reducir la pérdida de orina en mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo.


Se ha comprobado que el entrenamiento muscular del suelo pélvico (EMSP) mediante sesiones cortas (10-45 min) y con una frecuencia de 3 y 7 días a la semana podría provocar los mayores cambios en las mujeres con urinaria (IU).


Deberíamos de realizar un programa de formación de mínimo 6 semanas para alcanzar una mejora sin embargo las mujeres que entrenan durante un período de tiempo de > 12 semanas o ≥ 24 sesiones, tienden a lograr una mayor disminución en la pérdida de orina que las que realizan un periodo más corto.


Por tanto, estos resultados sugieren que es más importante acumular un mayor número de sesiones más cortas que un número menor de sesiones más largas. Dichos tratamientos implican una intensa contracción del músculo pubococcígeo sin utilizar los músculos del abdomen ni de los glúteos.


En cuanto al número de contracciones, estas no deben exceder las 200 por día.


1. Deben llevarse a cabo combinando contracciones lentas o manteniéndolas durante 5, 6 a 10 segundos, con contracciones rápidas que duren 1, 2 y 3 segundos.


2. El tiempo de recuperación entre las contracciones puede oscilar entre 1 y 12 segundos, según el número de contracciones realizadas.


3. La series no deben exceder de nueve por sesión, y la recuperación entre ellas debe ser de 1 a 3 minutos. En este sentido, para aumentar la intensidad, se debe aumentar el número de contracciones, la duración de la contracción o el número de contracciones rápidas.


4. Por último, se podría agregar como complemento el uso de conos vaginales de diferentes pesos y biofeedback, ya que podrían ayudar al trabajo que realiza la musculatura del suelo pélvico.



¡Te animo a ponerlo en práctica!


Referencias bibliográficas:

  • García E., Ávila V., López J., Martínez A,, Rubio JÁ. What Pelvic Floor Muscle Training Load is Optimal in Minimizing Urine Loss in Women with Stress Urinary Incontinence? A Systematic Review and Meta-Analysis. Int J Environ Res Public Health. 2019 Nov 8;16(22):4358.

  • Hunskaar S., Lose G., Sykes D., Voss S. La prevalencia de la incontinencia urinaria en mujeres en cuatro países europeos. BJU Int. 2004; 93 : 324–330.

  • Hunskaar S. Una revisión sistemática del sobrepeso y la obesidad como factores de riesgo y objetivos para la intervención clínica para la incontinencia urinaria en mujeres. Neurourol. Urodyn. 2008; 27 : 749–757.